• Blok

      Todo en uno «la síntesis de la exploración» Bien es sabido que existe una delgada línea entre el arte y el diseño que se viene discutiendo de manera exhaustiva desde la revolución industrial. El vallisoletano Fernando Guijar, entusiasta de tal debate por hallarse él mismo en ese filo, y explorador incansable de esa frontera, presenta la muestra Blok!, un indudable guiño a las reflexiones de los movimientos de las vanguardias a lo largo de la historia del arte. Existe en su investigación todo un proceso que hibrida ambos conceptos, mezclándolos de tal manera que su trabajo se convierte en el mestizaje perfecto, o en la respuesta plástica resultante de interpolar lo que, probablemente, para él sea un todo. Los conceptos que emulsionan estos dos terrenos, son la creatividad y la búsqueda de la coherencia estética o de la belleza y también, por qué no, la democratización del arte como concepto subyacente de sus reflexiones. Una suerte de elementos estéticos preestablecidos, diseñados por el artista, que sintetizan formas tridimensionales en línea –tales como lámparas, elementos industriales o elementos naturales y orgánicos como plantas– que relacionados entre sí, siempre darán como resultado un objeto de exuberante formalismo estético y gran belleza plástica. Aunque no olvidemos que Guijar no busca con ellos sólo la competencia estética sino dar respuesta a esa parte de su curiosidad en la que elementos comunes se convierten en extraordinarios, o dicho de otro modo, elementos cotidianos se elevan a la categoría de arte. El campo de creación en el que se mueve es tremendamente instalativo y nos despierta, evidentemente, una aparente referencia procesual a una parte del trabajo de Dubuffet, cuando a principios de los cincuenta comenzó a dotar de tridimensionalidad las piezas y acuñando el término assemblage. A pesar de que los restos pictóricos fruto de su investigación plástica quedan también totalmente retratados en el proceso, los materiales como los plásticos, las técnicas como transfer y los silueteados o stencils que aparecen en las composiciones, nos dejan claro que en el trabajo de Guijar lo instalativo y la pintura expandida forman parte de un todo. Fernando Guijar parece homenajear a los pioneros del modernismo, del Arts & Crafts o de la Bauhaus, recordándonos a los momentos de la historia donde los artistas se hibridaban entre artesanos y decoradores, gracias a ellos, ahora los motivos artesanales y ornamentales se convierten realmente en el motivo principal de la obra. No sería descabellado afirmar incluso, que la obra de Guijar a lo largo de su trayectoria posee una pulsión constructivista, especialmente en estos últimos trabajos, es por ello que evocan reminiscencias de un corte intelectual, que ya no tanto espiritual heredada de las vanguardias y sus pioneros rusos, e incluso a parte de los herederos del movimiento Zero... Noemí Méndez.
  • lienzo MPH

    “Entre lo sublime y lo pintoresco”
    El paisaje es un constructo cultural con un doble carácter,  por una parte físico, en cuanto medio natural transformado por la acción del ser humano, y por otra parte mental, en cuanto a apreciación estética del territorio.La idea de paisaje como realidad física está estrechamente vinculada con la funcionalidad el medio. De forma continuada, a través de los siglos, el hombre ha tallado sobre el territorio los signos de la cultura del trabajo desarrollada a través de sus diversos oficios,La idea de paisaje como apreciación estética del territorio surge a partir de la observación placentera de la naturaleza, que va también unida a la experiencia del caminar y del mirar.Este último concepto cobra especial importancia en el siglo XVIII en el cual surgen dos nuevas categorías estéticas, la de “lo sublime”, dentro del Romanticismo, y la de “lo pintoresco”. Mientras que “lo sublime” plantea el paisaje como medio de comunicación emocional de sentimientos, grandeza, miedo o soledad, a través de la representación de grandes montañas, abismos o desiertos; la categoría de “lo pintoresco”, en contraposición,  se centra en la representación de motivos intrascendentes de la naturaleza como pueden ser conjuntos de árboles, rincones rurales o animales domésticos. Podemos decir que “lo sublime” muestra la grandeza de la naturaleza frente al ser humano, y “lo pintoresco” plantea una naturaleza antropométrica, de escala humana... 
  • el paisaje latente

    La relación del hombre con su entorno natural ha sido fuente de múltiples y constantes interpretaciones en el discurrir histórico de la actividad artística. En ese espacio conceptual se adentra Fernando Guijar con ‘El paisaje latente‘ que exhibe la Galería Javier Silva hasta el próximo 15 de marzo. El vallisoletano, que no exponía individualmente en la ciudad desde hace nueve años, toma como referente una naturaleza a la que el mundo actual da la espalda, consciente de que la propia mirada que trazamos sobre ella queda condicionada por los signos de nuestra cultura.En esa tensión entre lo real y lo ensoñado en la que resuelve su evocación del paisaje, Guijar tiene igualmente presente que el medio ambiente sometido a contemplación también constituye una herencia intervenida, “una entropía entre el hombre y la naturaleza”. No obstante, en su reflexión evita la distancia paseando por bosques de Castilla y León -algunos tan próximos como el Pinar de Antequera- donde capta imágenes con la calidez analógica de una Hasselblad 500C, una experiencia a la que el artista atribuye también el propósito de reconectar con el sustrato de identidad que ofrece el territorio.Esta serie fotográfica será base para articular su lectura subjetiva desde códigos visuales contemporáneos, desplegada en múltiples soportes. En la explicación de su repertorio iconográfico, Guijar alude a a los planteamientos del alemán Josep Beuys para entender la presencia del animal -otro de los conductores fundamentales de la obra presentada- como elemento de interlocución con una naturaleza hacia “la que el ser humano ha roto todos sus lazos”.Nacho Gil - http://nexvalladolid.com/
  • deutsche küche palma

    “deustche Küche” es un trabajo que se plantea como una investigación práctica en torno a la relación existente entre fotografía, dibujo y pintura, que se desarrolla a partir del concepto de paisaje y su representación en el soporte fotográfico. El título proviene de la analogía que establecía Bruno Munari entre el proceso creativo y el culinario en el contexto de la metodología proyectual. El proyecto se articula en dos fases:  la primera de ellas es el trabajo previo de captura fotográfica, realizado durante varios viajes por bosques de Castilla y León con una Hasselblad 500C;  y la segunda es la elaboración de un alfabeto gráfico, analogico y digital, realizado durante la posterior estancia de varios meses en la ciudad alemana de Berlín. Tras esta metodología de trabajo subyacen a su vez varias ideas que aportan sentido al proyecto: por una parte la vivencia y experiencia estética del territorio a través del viaje; por otra la profundización en la idea de paisaje vinculada a la interpretación subjetiva de la naturaleza y sus formas a través de las técnicas gráficas de representación; y por último la idea de la obra de arte como constructo cultural que se configura a partir de la trabazón de estos elementos.
  • deutsche küche bcn

    Este proyecto supone una extensión hacia el territorio de la pintura de la exposición mostrada en la Galería Ferran Cano de Palma de Mallorca.
  • todo el empeño…

    "Todo el empeño para que flote el corazón" Proyecto de escultura pública en el barrio residencial Villa del Prado de Valladolid. Ubicado en una zona cuyo uso tradicional fue el de tierras de labranza, atravesadas por canales que abastecían de agua sus diferentes cultivos.
  • el sitio de mi recreo

    Este proyecto toma engañosamente el título de una canción de Antonio Vega para desarrollar una serie de pinturas con banda sonora de The Beatles, perfectamente reconocible por la mayoría. Ahonda en el imaginario colectivo construido a través de las tendencias y su representación gráfica. El resultado son unos paisajes conformados a partir la fotografía, vinculada a la moda y a la arquitectura, la ilustración y la pintura.
  • pop life

    Pop Life es una serie que trata la relación entre marca, imagen y mensaje tal como se aborda desde el lenguaje del Pop Art. Todos los elementos referentes a lo humano y su actividad son sustituidos por plantas y animales.